La Autoimagen Transformación en movimiento

Cómo estas? a dónde va tu atención cuando te preguntan cómo estas? qué notas? qué es lo primero que notas? tal vez tengas muchos pensamientos ahora...puedes incluirlos también en la observación, quizás hay alguna emoción que sobresale...tomate un momento para escuchar tus sensaciones...cómo las nombrarías? tienes frío? te sientes pesado? tal vez no tengas respuestas, o tu respuesta sea no sé, no sé lo que estoy sintiendo....dónde estas? que percibes de tu entorno, que zonas de tu cuerpo tocan la silla, dónde están tus pies? tocan el suelo? observa tu respiración? dónde te mueve tu respiración?

Empezar a hacerte preguntas es una manera de despertar la curiosidad hacia ti mismo y recordar que la curiosidad y relación con el entorno te mueve.

PREGUNTARTE es una manera de guiar tu atención, es una vía para alumbrar aquello que permanece en la sombra, para incluir cada vez más de ti, para incluir al otro, al entorno. EXPANDIRTE Y RE-UNIRTE. CONECTARTE.

Sentirte en movimiento, sentirte en las pausas, notar cambios, percibir diferencias, más largo, más ancho, más cómodo, más fácil, menos fácil, más pesado, liviano....sentir cuando algo es familiar, habitual, sentir cuando algo se siente nuevo, poco familiar, extraño...SENTIR.

Para afinar la capacidad de sentir, el Método Feldenkrais propone:

disminuye el esfuerzo innecesario, ve lento, suave, pequeño, sin ir al limite con la atención en el proceso, haciendo pausas cuando lo necesites.


"Para aprender necesitamos tiempo, atención y discriminación; para discriminar necesitamos sentir. Esto significa que para aprender debemos aguzar nuestras facultades de sentir y que si intentamos hacer la mayor parte de las cosas por pura fuerza lograremos precisamente lo opuesto de lo que necesitamos.

Mientras aprendemos a actuar debemos contar con la libertad necesaria para prestar atención a lo que sucede en nuestro interior, pues en esas condiciones nuestra mente estará clara, la respiración será fácil de controlar y no habrá tensión creada por el esfuerzo. Cuando el aprendizaje se efectúa en condiciones de máximo esfuerzo, y este ni siquiera parece suficiente, ya no hay manera alguna de acelerar la acción, impartirle mayor fuerza ni perfeccionarla, porque el individuo ya ha llegado al tope de su capacidad. En este punto la respiración se detiene; hay esfuerzo superfluo, escasa capacidad de observar y ninguna perspectiva de mejoramiento." pág. 75. Feldenkrais, M (2009). AUTOCONCIENCIA POR EL MOVIMIENTO. Barcelona: Ediciones Paidos.


0 comentarios